El sueño es fundamental para el deporte


Durante el sueño el organismo descansa y se recupera.Facilita la asimilación de los conceptos del entrenamiento.El corazón se beneficia de la hormona del crecimiento y la melatonina. Es indudable que la práctica deportiva es más gratificante cuanto mejores son los resultados, los cuales son consecuencia de variables entre las que se encuentran las capacidades propias de cada deportista, la práctica o entrenamiento, la alimentación y el descanso.
Uno de los factores que más influyen y que menos en cuenta se tienen es la calidad del sueño. Durante el tiempo de sueño se dan en nuestro organismo multitud de procesos que ayudan al deportista a optimizar su rendimiento.

La asociación española de la cama, recomienda tener un equipo de descanso en perfecto estado para disfrutar de unas horas de sueño de calidad que permitan desarrollar la actividad deportiva de manera idónea. Algunos de los beneficios que el sueño aporta a los deportistas son los siguientes:

Facilita la asimilación de los conceptos del deporte aprendidos durante el entrenamiento.
Fortalece el sistema inmunitario, aumentando la resistencia a las enfermedades que puedan mermar la capacidad deportiva.
El corazón y el aparato circulatorio realizan un menor esfuerzo y la presión arterial es menor.
En determinadas etapas del sueño se da una relajación total del aparato locomotor. Músculos, articulaciones y espalda se liberan de tensiones acumuladas durante el día.
Disminuye el gasto energético, ahorrando energía para el día.
La respiración se hace más lenta y profunda, favoreciendo la correcta oxigenación de todas las células y preparándolas para el esfuerzo. La frecuencia cardíaca se ralentiza, y las células coronarias se benefician de la acción beneficiosa y reparadora de la hormona del crecimiento y la melatonina.

www.melatonina.es


Home Page

Articulos

El sueño es fundamental para el deporte

Luz mejora humor y sueño del adulto mayor con demencia

Los niveles bajos de melatonina se asocian con un mayor riesgo de cáncer de mama tras la menopausia, según estudio


La leche materna, aliada del sueño